viernes, 18 de diciembre de 2009

He vuelto…



He vuelto…


Como las sombras que se alargan cuando cae la noche, como el murciélago que vuelve a su guarida, como el político corrupto que vuelve al poder, como el Terminator…


En síntesis; Volví.


Ciertamente, si me fui lamentablemente no fue por razones externas a mi; sino por el profundo desinterés que, creía yo, la sociedad culta en general tenia por mi blog, pero no por nada ahora he vuelto con mayores paranoias, sospechas y deseos de escarbar en la verdad. Sinceramente inflamados por la cantidad de visitas del cuenta-visitas y por los atentos comentarios de Varda, a lo que saludo formalmente desde mi puesto administrativo-editorial.


Esta vez no dejare sin vigilar mi baluarte que trata de garantizar un aviso fluorescente de peligro en torno a la vinculación de cuentos infantiles con corrupción.


Si las buenas gentes que habitan esta faz de la tierra desoyen mis agudas y asertivas criticas, fundamentadas propiamente en cada artículo, he resuelto tener que decirles; “QUE SE EMBROMEN”, el aviso esta.


Ahora recuperando mi tupé de imparcial observador de narraciones para niños/preadolescentes/adultos-solitarios puedo hacer una floritura con mi sombrero, ondear mi capa e inclinarme diciendo; No se descuiden, cuando menos lo esperen escribiré.


Sin otro particular, (y no es poco)


mr. Nemo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .