domingo, 22 de marzo de 2009

La Bella durmiente del bosque y La Conspiracion del castillo


La bella durmiente del bosque
Abrimos el libro y vemos que comienza con una monarquía, (ya deberíamos estar habituados)
Tal parece, según el documento, los monarcas habían tenido una hija mujer y estaban muy felices por ello.
La paradoja ya comienza aquí, como ya he desarrollado en otro artículo, en las monarquías absolutas el poder estaba en el rey y se sucedía a su hijo varón.
En ningún lado se menciona la presencia de un hermano de la jovencita, o de otro hijo de los reyes.
Por lo que deducimos que el cuento tiene ideas anti-monárquicas-pro-anarquistas.
(Recalcamos que nos referimos a la esencia contemporánea del cuento, y no a la desambiguación de las versiones orales originales de antaño)

Retomando, los reyes tienen una hija. Y hacen una celebración muy a la usanza de los reyes de antaño.
Para tal festividad, invitan expresamente a las 7 Hadas del reino para que le regalen a su hija un don mágico y esta pase a ser superdotada.
Cada Hada tendría un costoso obsequio, una cubertería de oro (en otras versiones modernas el regalo varia, pero se mantiene su materia: oro)
(Hadas capitalistas y avariciosas? Mmm)

Al final de la fiesta se presento un Hada muy vieja, a la que habían dado por muerta.
Aquí surge el otro elemento paradójico, ya que se supone que las Hadas, al ser seres etéreos, con poderes sobrenaturales que provenían de una pre-pseudo-wicca, eran inmortales; no morían.
Como se puede dar por muerto algo que se supone no muere?
La vieja Hada monto en cólera injustificadamente al no haber un obsequio para ella, lo cual también es absurdo. Ya que las monarquías están bañadas en oro.
Llego el momento de los dones mágicos, y una a una las Hadas le dieron; belleza, bondad, gracia, danza, canto y música.
(Nótese la ausencia de “inteligencia” o “sentido común”)

Luego la vieja Hada se adelanto y le echo un maleficio a la criatura; La princesa se pinchara la mano con un huso y morirá! Exclamo.
La séptima Hada, que se había quedado atrás por desconfianza a la vieja, se adelanto. Otro elemento extraño, ya que las demás no tuvieron ninguna desconfianza.
Y al no poder anular la maldición, la atenuó; La princesa se pinchara la mano con un huso pero no morirá, caerá en un profundo sueño que durara cien años hasta que el hijo de un rey la despierte.

El rey decreto, bajo pena de muerte, una prohibición total para la utilización y tenencia de husos y ruecas en el reino.
Los cuales fueron confiscados y quemados.
La gran duda y paradoja es; como se mantenían al haber eliminado la industria textil interior?
Debían importar ropas desde el exterior, lo cual sin lugar a dudas no era muy económico y amenazaba la economía del reino.
Más tarde se analizara este elemento y se dará una posible explicación.
El reino supo mantenerse hasta la adolescencia de la princesa, si los súbditos del rey estaban vestidos o no. Es algo intrascendente.

A la edad de 15/16 años, la princesa caminaba por el castillo y al entrar en una habitación vio a una anciana que estaba hilando con un huso. La cual según se especifica en el cuento; no había oído jamás de la prohibición.

Todo eso es absurdo de cabo a rabo, es altamente improbable que la princesa jamás hubiera encontrado esa habitación hasta ese momento, por lo que debería haber visto a la anciana antes.
Es aun más improbable que, luego de quemar los husos y ruecas de todo el reino, quedara uno en el mismísimo castillo real. Lugar donde se supone, los controles debían ser más férreos.
Recuérdese que la octava Hada, la del maleficio, era una vieja.

La adolescente pensó que seria divertido probar con tal extraño artefacto, y tal como en la profecía. Se pincho en la mano y cayó en un sueño artificial.
Trataron de reanimarla, pero al ver que no podían.
La acostaron en su lecho, ricamente vestida.
Y llamaron a la séptima Hada, la que le había salvado la vida.

La cual temerosa de que la princesa se encontrara sola cuando despertara, procedió a usar sus poderes de wicca contra todos los habitantes del castillo, a excepción del rey y la reina, para sumirlos en un sueño artificial igual al de la princesa.
Luego de un cuarto de hora, gruesas enredaderas y hiedras cubrieron el castillo, volviéndolo impenetrable.

Ahora, porque el rey y la reina no fueron adormecidos para hacerle compañía a su hija?
Porque entre el adormecimiento de los habitantes del castillo y el crecimiento de las enredaderas transgénicas hubo 15 minutos?
Acaso los reyes necesitaban de ese tiempo para una huida?
Quizás todo esto no es más que un sutil engaño?

Un complot de intriga palaciega que enredaba a los reyes, al Hada vieja y a monarcas de otro reino.
El hada vieja se encargaba de levantar el maleficio contra la joven, donde el elemento más importante e invariable era el huso.

Luego de lo cual, el rey tenía una excusa para enarbolar ante sus ayudas de cámaras y concejeros para levantar el inverosímil decreto de la prohibición de uso y tenencia de husos y ruecas.

Lo cual obligaba a su pueblo a un consumo masivo de productos textiles que debían importarse de ese reino X, cuyos monarcas formaban parte del complot.
Reyes obsesionados con el capitalismo al grado de usar a su hija para lograr fines malévolos e ilegales para ganar dinero?, una vieja Hada de mente retorcida capaz de manipular a sus socias de pre-pseudo-wicca? Y unos monarcas X, quizás ascendientes del príncipe que descubrió a la joven?

Acaso fue parte del plan? El descendiente de esos monarcas X tendría acceso a la joven?
Eso es poco factible, ya que muchas generaciones separaban a los confabuladores del despertar de la joven, así que debemos suponer que simplemente no les intereso el despertar de su hija.
Cien años más tarde, un príncipe andaba de caza y diviso las almenaras del castillo. Pregunto a los lugareños sobre el mismo y escucho vagas referencias a la leyenda de una joven princesa dormida. Así que se aventuro al castillo, y al tener sangre azul las plantas transgénicas se abrían paso dejándolo pasar.

Paso por encima de los guardias dormidos y puedo llegar al cuarto de la joven, donde al sentir una gran pasión carnal por la joven (15/16 años) la despertó con un beso, al despertar ella despertaron todos los habitantes del castillo.
Y celebraron su retorno a la vida con una fiesta.

Si el príncipe supo instalarse en ese reino para administrarlo, no lo sabemos.
Ni tampoco sabemos que fue del rey y la reina, o del Hada vieja o de esos reyes X.
Pero queda la gran duda, sabrían esos ingenuos habitantes del castillo que habían sido peones en un juego de ajedrez y que seguían careciendo de industria textil y de hecho, cualquier tipo de manufactura desde hacía 100 años?
Sin otro particular,
Nemo

martes, 3 de marzo de 2009

Cuentos poco conocidos: Igual de peligrosos Pte 2


El gatito Pompón
Sentados sobre el rojo tejado de una casita, conversaban gatito Pompón y gatita Lulú. La graciosa gatita le dijo:
- Pompón, tu eres el gato más lindo del barrio, y también eres muy hábil para cazar ratones. Mi amiguita se llama Mimí, es suave y cariñosa, ¿Por qué no te casas con ella?
Como la proposición fue tan inesperada, tal fue la emoción de gatito que ¡Pum! Cayó de bruces al suelo desde lo alto del tejado. ¡Pobre gatito Pompón!
El golpe fue tan fuerte que se desmayo.
Y como no reaccionaba, gatita Lulú fue corriendo al Hospital de los Gatos para que mandaran con urgencia una ambulancia al lugar donde estaba Pompón. Sentado al volante el gato enfermero hizo sonar la sirena para que en la calle todos los autos le dieran paso, así podía llegar más rápido.
Al sacarlo de la camilla lo acostaron con precaución, porque Pompón podía tener alguna costilla rota, y el gato medico principal le dijo a su gato ayudante que le tomara el pulso. Pero Pompón estaba muy pálido y no habría los ojos.
Los gatos médicos dijeron:
- ¡No hay nada que hacer! ¡Gatito Pompón no mejora! ¡Está muy enfermo…!
Y como gatito Pompón se sentía morir, pidió que llamaran a un gato sacerdote para contarle todos sus secretos. Y apenitas abrieron los ojos le confesó todas sus picardías……
¡¡Las correrías nocturnas por los tejados!! ¡¡¡Las peleas con los gatos del vecindario!!! ¡Y las veces que había robado pescado! ¡Es que le gustaba tanto!
Y sobre todo le encantaban las sardinas… ¡Eran su debilidad!
El gato sacerdote lo escucho atentamente y dándole su bendición, lo perdono.
Al ratito, Pompón, se quedo muy quieto y cerró los ojos.
Creyéndolo muerto, los gatos amigos lloraron a lagrima viva porque lo querían entrañablemente.
Recordaban las noches de luna llena en que, juntos con Pompón, corrían por los techos de las casas vecinas buscando aventuras.
En cambio, los ratones cantaban y reían. Y se alegraron tanto de la mala suerte del pobre Pompón que hicieron una fiestita, comieron un gran queso y bailaron toda la noche hasta el amanecer.
Mientras tanto, los gatos más grandes llevaron a enterrar a gatito Pompón. Fueron caminando despacito, muy serios y compungidos, por la calle del pueblo. Al pasar por el supermercado, en ese momento estaban abriendo el puesto de venta de pescados.
Y ¡Oh sorpresa! Pompón no hizo más que sentir con su fino olfato el rico y penetrante olor de las sardinas, y eso basto para que saltara loco de felicidad volviendo a la vida.
Y así, Pompón pudo comer su manjar preferido por el resto de su larga vida.
¿Y acaso ustedes, chicos, no conocen la frase que dice que un gato tiene siete vidas?


Libro: Cuentos de Ayer y Siempre (“Moderna Adaptación Pedagogica”)Adaptadora: Licenciada Susana Storani, Socióloga.Dibujos: Rodolfo RamosEdita: Ediciones Rio de la Plata S.A. (Arregui 3925, Bs As, Argentina)El gatito Pompón, no se nombra autor.

Otro cuento de la rama literaria de “cuentos poco conocidos”
Un gato juerguista tiene una mala reacción ante una proposición de casamiento (como todo juerguista) se cae, se golpea y queda inconsciente. Lo trasladan a un hospital de mala calidad, nótese la frase de los gatos “doctores”: “¡Está muy enfermo…!”
Enfermo de qué? Si se cayó al piso y se dio un buen golpe.


O también la parte de: “Al sacarlo de la camilla lo acostaron con precaución, porque Pompón podía tener alguna costilla rota, y el gato medico principal le dijo a su gato ayudante que le tomara el pulso. Pero Pompón estaba muy pálido y no habría los ojos.”
Esos “médicos” sabían menos que yo sobre curación. Sobre todo porque el enfermero debió chequear si tenía los huesos rotos antes de meterlo en la camilla

(Primeros auxilios en caso de caída
* No levantar a la persona inmediatamente; asegúrese antes de que no hay fracturas ni aturdimiento.* Si hay pérdida de consciencia [y golpe fuerte en la cabeza, la espalda o el tórax].* Si se trata de un golpe fuerte sin herida externa (contusión).* Si se trata de un golpe fuerte con herida externa (traumatismo) y hemorragia.* Si se trata de un golpe fuerte con fractura de algún hueso.* Si se trata de un fuerte dolor y deformación en una articulación (luxación).* Si se trata de un dolor intenso en una articulación sin deformación de la misma (esguince).)

O tal vez yo estoy mal… y esos gatos conocían técnicas médicas pseudocientíficas para determinar si el gato iba o no a morirse con solo controlarle el pulso.
Aunque claro. El gato no estaba muerto…
(Mala praxis?)


Luego el gato, seguramente sugestionado por sus “doctores” comienza también a creer que morirá. Hace llamar a un sacerdote católico (suponemos que el gato era católico entonces)
Y le confiesa sus correrías nocturnas. Pelea, hurto, etc.
Destaco la frase: “Al ratito, Pompón, se quedo muy quieto y cerró los ojos.”
Por el simple hecho de que no la considero apropiada para un infante (a mi mismo me resultaba chocante cuando lo fui y me leían el cuento)


En rápida síntesis, un gato juerguista con vicios se cae, y se “muere” o al menos eso diagnostican sus “doctores” en una obvia mala praxis.
Sus amigos lo velan y lloran y sus enemigos… ¡hacen una fiesta!
Si, los roedores locales se regocijan en la muerte del felino.
(en ese punto se habla explícitamente del rencor.)
Luego viene una parte muy extraña. Estaban llevando el gato a enterrar (un casi entierro prematuro, con lo cual el cuento “infantil” sería inapropiado explícitamente)
Y al pasar frente a su vicio, este revive de golpe!


Cuál es el mensaje que trata de transmitirnos?
Que los vicios que tengamos serán una fuente de renovación?
Y ahora, saben ustedes porque los personajes son Gatos y no humanos, duendes o alguna otra especie/subespecie?
Porque en el cuento se justifica la resurrección del protagonista con el “Los gatos tiene 7 vidas”
Si, lectores, aquí nada esta librado al azar.


Cuál es el mensaje del cuento?
Que nos aferremos a los vicios, algo parecido a lo que he analizado en Peter Pan.
En resumidas cuentas destaco los siguientes ítems:
-gato juerguista con fobia al matrimonio
-gata desconocedora de primeros auxilios
-gatos enfermeros desconocedores de primeros auxilios
-médicos sin conocimientos de medicina básica
-un casi entierro prematuro
-ratones rencorosos
-una resurrección gracias a su vicio


Lo cual de cómo resultado un cuento macabro explícitamente que trata de formar pseudo-infantes-adictos para alimentar las filas del consumismo y crear un efecto de retroalimentación tal que llevara a la destrucción y/o corrupción a esos niños, que luego crecerán en tamaño y dependencia al determinado vicio que escojan.


Nuevamente, a quien pueden remitir sus quejas? Autor desconocido… ni siquiera sabemos qué clase de maniático megalómano psicópata escribe esta basura…
Sin otro particular,
Nemo
Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .