jueves, 27 de marzo de 2014

El dragón durmiente bajo las baldosas (I)


La mejor forma de empezar a desenvolverse en el lado oscuro de una gran ciudad sin perderse ningún detalle es tener algún tipo de guía o manual con una clasificación taxonómica de los entes urbanos salidos de la imaginación de los hombres.


Hoy me remitiré a una de mis preferidas cuando busco indicios o habladurías que puedan llevarme hacía alguna historia; me refiero a la saga de libros Buenos Aires es Leyenda (de los autores Guillermo Barrantes y Víctor Coviello. Libros que pueden encontrarse bajo la mano de editorial Planeta y Sudamericana).

Indudablemente las leyendas urbanas allí volcadas podrían haber tenido una investigación más rigurosa, muchas veces el relato de los autores lleva por caminos falsos o errados (y lo dice alguien que recorrió y desovilló más de una de las leyendas de esos libros).
No obstante son una excelente base para comenzar a abrirse camino en la maraña de mitos y leyendas que se entretejen en Buenos Aires.

Todo comenzó una madrugada conversando con el Mapache. El Mapache es un personaje underground, una leyenda urbana en sí mismo; se mueve silencioso por las calles con una sonrisa en el rostro, incluso podrías haber viajado junto a él en algún tren o subte y jamás haberte imaginado su identidad secreta.

Enfrascados en una conversación sobre túneles, monstruos subterráneos y persecuciones bajo tierra, súbitamente recordé una de las leyendas de la saga de Barrantes y Coviello: El Dragón de Villa Crespo. Sorprendido de no haberle referido nunca tal historia, se la conté.

El Dragón de Villa Crespo

Al parecer a los escritores les llegó un muy misterioso mail, de un tal “Claudio Paleka” citándolos a un café. Ya algo habituados a misteriosas invitaciones, ellos fueron.


Fueron para encontrarse con un sacerdote, monseñor Claudio Paleka, que abrió la conversación aseverando que todas las historias fantasmales de criaturas abominables eran ciertas; o que al menos tienen un fundamento de verdad.


Tras este preámbulo Paleka se embarca en un relato ambientado en la década de los ’80, cuando él apenas era un iniciado y acudió a realizar un exorcismo en una casa ubicada en Avenida Córdoba y Scalabrini Ortiz. A los pocos días la dueña de la casa vuelve a llamarlo, en un ataque de histeria, rogándole que fuera a ayudarla.


Cuando el sacerdote llega a la casa se encuentra con una cuadrilla de obreros picando el suelo de la sala… Paleka avanza entre las nubes de polvo para encontrarse con la mujer, cuando de pronto se abre un boquete en el suelo y asoma la inmensa cabeza de un lagarto…


Todos quedaron pasmados, en palabras de Paleka el animal medía sus buenos 6 metros de largo y se retorcía atascado en el agujero.


Al parecer, al poco rato efectivos de la comisaría de villa Crespo coparon la casa, acompañados por unos misteriosos hombres de negro que con una serie de herramientas y armas hicieron desaparecer al presunto dragón en unas enormes cajas. Así como llegaron se fueron, no sin antes amenazar a los testigos para que no dijeran nada.


El boquete fue tapado con concreto y la casa fue vendida, la mujer desaparece de la historia.

Antes de todo eso Paleka pudo asomarse al agujero en el piso de la sala. Allí descubrió un inmenso túnel, construido por manos humanas, que se dirigía hacia el lado del arroyo Maldonado…

El Mapache resultó fascinado por la historia. Él es un apasionado de todos los misterios subterráneos de Buenos Aires, graffitero clandestino de profesión y merodeador de trenes.

Yo mismo lo considero una autoridad sobre el subterráneo de Buenos Aires.
Él caminó por túneles que muy pocos conocen; las catacumbas oscuras y muertas de la Manzana de las Luces, que se ramifican hasta llegar por debajo de la Casa Rosada y el Congreso, caminó también por los túneles de la línea F (y muy poca gente sabe la existencia de esta línea en construcción), él vio y oyó cosas sorprendentes que suceden bajo tierra.

Juntos nos propusimos investigar más sobre el Dragón...



Sin otro particular,
Mr. Nemo

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .